ACCEDE A MI WEB RELACIONES INTERPERSONALES EN LA EMPRESA

miércoles, 30 de junio de 2010

HAMBRE DE TRIUNFO



¡Cuanta ansiedad transmite esta frase! El triunfo de la selección española de fútbol ante la holandesa, ha servido para que escuchemos y leamos en muchos medios de comunicación este eslogan tan competitivo.

La expresión - ¡ansia, el ansia viva! – con la que nuestros excelentes humoristas (Cruz y Raya) nos hacían reír, tiene mucho que ver con el hambre que todos sentimos en esta sociedad de insaciables deseos.

Profundizando en el éxito del equipo español, podemos hacer una serie de observaciones que nos sirvan para analizar los factores que hicieron posible el magnífico resultado. Así, podríamos preguntarnos: ¿tienen hambre nuestros jugadores, o deseo de conseguir su objetivo?, ¿existe espíritu de equipo en esta selección?, ¿trabajan con una cultura organizativa donde predomina la cooperación, la confianza y el trabajo en equipo?

A mí, como al resto de los aficionados, me alegró mucho, percibir un gran cambio en la planificación y creación de lo que podemos llamar un EQUIPO DE TRABAJO EXCELENTE. Disfrutarían ustedes, como yo, de la concentración de cada jugador en las jugadas que en equipo desarrollaron; se entusiasmarían con la optimización del rendimiento que el gol incrementaba.

He titulado este artículo "Hambre de triunfo", porque considero que es una frase que no identifica, ni refleja la esencia del cambio transformador que ha conseguido el seleccionador y el equipo técnico, que muy acertadamente apostaron por la profesionalidad y el trabajo planificado, donde la cultura de trabajo en equipo predomine ( y con diferencia) de la cultura del individualismo y la competencia entre compañeros.

Todos sabemos que en este país hay muy buenos profesionales, en todos los ámbitos y en todas las actividades. Y qué decir en el ámbito deportivo, ¡cuánto mejoran nuestra imagen corporativa, de país competitivo! Es un error valorar y apreciar todo lo que viene de fuera y despreciar y marginar lo que tenemos cerca; y también lo es, seleccionar a los trabajadores por la imagen o por el nombre (que muchas veces son imágenes del pasado).

El equipo técnico y el entrenador, han aplicado técnicas de organización del trabajo y de gestión estratégica de los recursos humanos propias del siglo XXI, donde la cultura de la EXCELENCIA organizacional aumenta la productividad. No se trata de trabajar mucho, sino de trabajar organizadamente, donde la mejora del rendimiento profesional sea compatible con la calidad de vida laboral.

El ÉXITO INTELIGENTE, no ansía comerse nada ni a nadie, no pretende alcanzar los objetivos profesionales compitiendo deslealmente con los compañeros; el éxito inteligente es la consecuencia de trabajar con la mentalidad GANAR, GANAR, donde todos podemos beneficiarnos del trabajo en equipo.

Los expertos en marketing y publicidad, conocen muy bien nuestros puntos débiles; saben que las emociones pueden traicionarnos, debilitarnos con la dichosa ansiedad que nos genera un hambre de triunfo, que no conseguimos saciar. El triunfo, desde mi punto de vista, no se come, ni se compra, se logra trabajando con valores de integridad, honestidad, transparencia, respeto, etc.













                                                   HUNGRY FOR SUCCESS


This phrase conveys how much anxiety! The triumph of the Spanish football team to the Dutch, has helped us to hear and read in many media this slogan as competitive.

The expression - craving, craving alive! - With which our great comedians (Cross and Ray) made us laugh, has a lot to do with hunger we all feel in this society of insatiable desires.

Elaborating on the success of the Spanish team, we can make a number of observations that help us to analyze the factors that made possible the magnificent result. So, we might ask our players are hungry, or desire to achieve your goal?, Team spirit is there in this selection?, Do they work with an organizational culture dominated cooperation, trust and teamwork?

I, like the rest of the fans, I was delighted to perceive a great change in the planning and creation of what we call a GREAT TEAM. You would enjoy, like me, of the concentration of each player on the team plays that developed, is entusiasmarían performance optimization with the goal increased.

I titled this article "Hungry for victory", because I think it is a phrase that identifies, or reflect the essence of transformational change that has made the coach and the technical team, which rightly pushed for professionalism and planned work, where culture of teamwork prevails (and by far) the culture of individualism and competition among peers.

We all know that in this country there are very good professionals, at all levels and in all activities. And what about in sport, how improve our corporate image, competitive country! It is wrong to value and appreciate everything that comes from outside and neglect and marginalize what we have around, and so is, selecting workers for the image or the name (which are often images of the past).

The technical team and coach have applied techniques work organization and strategic management of human resources own XXI century, where the culture of organizational excellence increases productivity. It is not about working hard, but working in an organized, where professional performance improvement is consistent with the quality of work life.

The SMART SUCCESS, craves not eaten anything or anyone, does not pursue professional goals competing unfairly with peers; smart success is the result of working with the mentality to win, win, where we can all benefit from teamwork.

Experts in marketing and advertising, they know very well our weaknesses; know that emotions can betray us, weaken us happy with anxiety that generates a hunger to win, we fail to satisfy. The win, in my view, can not eat, can not be bought, is achieved by working with values ​​of integrity, honesty, transparency, respect, etc..